viernes, 5 de junio de 2015

El fabricante de muñecas, de Miguel Aguerralde




El fabricante de muñecas
Miguel Aguerralde
ISBN: 978-84-08-13232-5
Formato: Digital – 160 Págs
Editorial: Click ediciones

Damián es un conductor de autobuses huraño y taciturno, encerrado en sí mismo desde la muerte de su mujer. Quiere hacerle a su hija el mejor regalo de cumpleaños posible, y lo que más le gusta a Linda son las muñecas que le fabrica uniendo piezas de varias diferentes. Esta vez piensa hacerlas más reales que nunca.
Al mismo tiempo, el número de personas desaparecidas en la ciudad se multiplica y sólo un hombre es capaz de averiguar por qué. Un policía tan perdido y roto en pedazos como aquellos a los que busca.

¿Recordáis que la primera reseña para la Yincana criminal fue En la oscuridad? Era la primera entrega de Matt el rojo, y ya os avisé que vendría con una nueva, así que lo prometido es deuda.

Antes de empezar os comento una cosa curiosa: resulta que tengo esta novela repetida. ¿Os lo podéis creer? La compré hace un tiempo cuando estaba publicada por 23 escalones con el título de Ultima parada: casa de muñecas. Y ahora, reeditada por el sello digital de planeta (Click) voy y la compro otra vez. Sin duda, es para matarme si no me hubiera gustado… pero no es el caso.

La historia comienza muy fuerte, con una escena terrorífica de esas que ponen los pelos de puntas, atrapando desde el principio. Y sí, resulta que conocemos la identidad del asesino nada más empezar. Esto puede salir muy bien o muy mal, según a quien le preguntes. Yo tengo que reconocer que aunque falte un poco e intriga (no tenemos la duda) sí que aporta el ir descubriendo la motivación. Y no solo eso, sino que vemos como las distancias se acortan desde una perspectiva que no tienen los personajes, lo que genera una tensión aún mayor.

Pero aparte de lo que la composición (que siempre es un punto a favor) lo mejor para mí ha sido encontrarme de nuevo con Matt el rojo. Desde ya me declaro muy fan, me encanta el personaje. En esta nueva entrega se descubren algunas cosas más sobre él que era lo único que se podía echar en cara a su predecesora. Así, se va haciendo un protagonista más complejo a la altura de cualquier otro grande. Que por cierto, no sé si han sido imaginaciones mias pero ¿no está un poco más alcoholizado que antes?

Por supuesto, está de nuevo ambientada en Gran Canaria. De esta manera se aprovecha ya no solo del entorno cerrado de una isla; sino también de otros escenarios muy bien escogidos para potenciar la sensación de claustrofobia. Por Dios… esos túneles me ponen los pelos de punta hasta a mí. He estado buscando fotos de la base militar y lo cierto es que el escenario es casi como me lo imaginaba tras la lectura, y de noche tiene que ser verdaderamente siniestro.

De esta manera, ya está de nuevo manisfestando esa tendencia al terror (que es como conocí yo la obra de Miguel Aguerralde), del que se aprovecha ya no solo para la ambientación sino para describir con pelos y señales las escenas más crueles. Esto le da un toque de gore (abstenerse estómagos sensibles), pero es que además no tiene piedad con sus personajes. Si pensáis que porque dedica tiempo a alguno de ellos entonces saldrán indemnes, estais muy equivocados.

El ritmo es muy rápido, casi frenético. Ya no solo por la fluidez de la narración, que no se para en nada, sino porque los capítulos son cortos y muy dinámicos. Va saltando de un lugar a otro, añadiendo personajes y situaciones para hacernos querer leer un poco más. Y lo consigue, porque a mi apenas me ha durado un día enganchada hasta el final.

Que por cierto, el final. No es solamente apoteósico, rápido e intenso, sino que también es sorprendente. Mira que llegados a un punto, a mi es difícil pillarme desprevenida. Pues sí, me ha dejado con la boca abierta… El caso termina, la historia está cerrada. Pero al mismo tiempo existe la posibilidad de continuar la serie y saber las consecuencias de los hechos en Matt el rojo. De hecho, espero que pueda continuar con otra novela porque me encantaría volver a encontrarlo.


En los últimos dos años he leído prácticamente todo lo que ha publicado Miguel Aguerralde, y la verdad es que me gusta cada vez más. No sé si su parte más tétrica, o la parte más criminal. Sea como sea, la combinación es estupenda y sin duda os la recomiendo. Os durará unas pocas horas y seguro que la disfrutáis.

6 comentarios:

  1. PUes es un autor con el que no me he estrenado. Y veo que voy a tener que hacerle un hueco.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. No conocía al autor ni a la novela. No pinta nada mal. También me ha pasado encotrarme con ejemplares repetidos en casa.

    ResponderEliminar
  3. Ohhh.... este pinta bien desde la sinopsis y luego todo lo que cuentas, ese ambiente asfixiante y claustrofóbico. Creo que me podría gustar. No conocía al autor pero me has dejado con ganas de comenzar a leerlo ya. Besos.

    ResponderEliminar
  4. No he leído nada del autor. Tomo nota. Besinos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Más que apuntado!
    Voy a ver cuál es el anterior para leérmelos por orden.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Acabo de investigar al autor y la verdad es que pinta estupendo si mezcla terror con intriga criminal. Me lo apunto por si cae en mis manos. Espero que no sea por partida doble como en tu caso, jaja

    Bs.

    ResponderEliminar

Comenta, ¡Que no muerdo!

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...